Close

Happiness: a Compulsory Choice

Have you ever reflected upon the way in which happiness is worshipped in our contemporary societies? Have you ever stopped to consider that this obsessive quest for happiness may be making us extremely miserable? In this essay we tackle this issue and present the ideas of some authors that have thoroughly analysed it.

Read More

Close Reading: Analysing a Simile in McCall Smith’s Text

In this short text, we analyse an excerpt from Alexander McCall Smith’s The No. 1 Ladies’ Detective Agency to reflect upon the effectiveness of literary devices in order to convey different themes, feelings or thoughts.

«We don’t forget, thought Mma Ramotswe. Our heads may be small, but they are as full of memories as the sky may sometimes be full of swarming bees, thousands and thousands of memories, of smells, of places, of little things that happened to us and which come back, unexpectedly, to remind us who we are. And who am I? I am Precious Ramotswe, citizen of Botswana, daughter of Obed Ramotswe who died because he had been a miner and could no longer breathe. His life was unrecorded; who is there to write down the lives of ordinary people?»

The No. 1 Ladies’ Detective Agency, by Alexander McCall Smith

Read More

¿Vos ves volar pájaros de otoño?

Este texto resultó seleccionado en el concurso CDA- Pequeños relatos.

“No vemos ciudades, vemos ficciones de ciudades.
Nunca conocemos realmente los lugares por las vidas de sus habitantes.
Las conocemos por su producción ficcional”.

Cineastas, Mariano Pensotti

En tinta china – negro sobre azul opaco-, pájaros. Van reiterados, apuntan sus picos seriales hacia arriba o abajo, es indistinto, siempre, sí, en la misma dirección. Los empecé a ver el mes pasado desde mi escritorio y salí al balcón para acercarme a la impresión de que fuesen tangibles, no pixelados, en recuadro, como suelen ser las imágenes que veo últimamente. Se congregan en pleno vuelo alrededor de las seis y algo de la tarde, cuando todavía es de día pero ya no tanto. Al principio es un grupo contenido, ¿treinta?, después se multiplican. Acaparan. La bandada primigenia fagocita a todo grupúsculo más o menos independiente que ande dando vueltas por la misma cuadra de cielo. No se acepta una respuesta negativa ante la orden de sumarse, está mal visto andar de a pocos, en intimidad, con la pájara o el crío, o con un grupo selecto de amistades.

Read More

Sara Gallardo y sus galgos: relectura entre ciudades

Un viernes de febrero, dos días antes de su cumpleaños, en una ciudad chiquitísima del norte de Italia, termina Los galgos, los galgos de Sara Gallardo. Un sábado de agosto, un año y medio después, encuentro las notas que ella escribió acerca del texto. Son impresiones de una lectura fresca, recién terminada, por lo que no tienen rigor académico ni pretenden bajar una línea interpretativa. Son volcaduras pensadas ahí nomás de subirse un avión para regresar a Buenos Aires y sentir que parte del texto de Gallardo se quedaba allá, en la ciudad chiquitísima. Si escarbamos en la díada lecturas-ciudades, en esto estoy de acuerdo con ella: una ciudad se traga no solo trozos besos en portones, tacos rotos en la escalera del subte, separaciones en bares notables, melancolías de museo, muestras de inferencia a la salida del supermercado, esquinas de anonimato… en las superficies de la ciudad también quedan impresos los restos de todas las lecturas que hicimos en ella. Dejo que hablen sus notas, lo que pudo traerse de su experiencia con la ficción Gallardo.

Read More

Pandemia sin instrucciones: desde el rompecabezas de Perec

Narrar al describir

¿Cómo analizar un texto que pretende narrar una cierta totalidad? ¿Cómo recorrer una novela que difumina la dicotomía luckacsiana del “narrar o describir” y en ese terreno poco claro se alza para contarnos un todo? La vida instrucciones de uso (1978) de Georges Perec se concentra en un edificio, el número 11 de la calle Simon-Crubellier. En rigor, se desconcentra: toma ese portal como punto de partida para describir (y desde la descripción, narrar) la totalidad de lo que sucede en cada uno de los espacios de la propiedad. Del subsuelo (sótanos, calderas) a las buhardillas que rasquetean el cielo parisino; de las zonas de paso (ascensores, escaleras, pasillos) a los departamentos (veintiocho, si contamos las habitaciones de servicio). El narrador de esta novela va a fondo. Describe, y narra, porque reiteramos que en este texto ambos procedimientos van de la mano, como si la descripción de un objeto, de su acumulación, o de una habitación vacía fueran una modulación del eco narrativo. Objetos y vidas (reales e imaginarias), dormitorios, baños, frustraciones, cartas, mapas, grabados, pinturas, animales, guerras, viajes, magos, infancias, adulterios, estudios, juguetes, juegos, estrategias, venganzas. Lo imaginable que se extiende más allá de lo que podamos imaginar. La vida.

Read More

¿Prohibido tocar? El cuerpo, exceso en la nueva normalidad

Prácticas 2020

Cada dos semanas, o doce días, o veintiuno, depende, esperamos la nueva conferencia de prensa. Es un ritual 2020, un nuevo nuclearse frente al televisor, la computadora, el celular, la radio, el dispositivo que se tenga a mano, y escuchar. Algunos se desilusionan y putean, piensan que en esta sí, en esta la tríada va a anunciar que ya está, que la cuarentena, o mejor dicho, el ASPO, se levanta, que todo fue un mal sueño, que a partir de las cero horas de mañana la vida se retoma en el instante en el que la habíamos interrumpido en marzo. Otros saben que eso no va a ser así, escuchan la conferencia sin expectativa ni esperanza. Los de ese segundo grupo miran las filminas, las entienden, saben que todo esto es racional, es lógico, prudente, pero ya han perdido la posibilidad de abrazar la sorpresa, la dicha del fin de “todo esto”. Otros ni escuchan, prefieren leer el resumen que los diarios publican al día siguiente con las medidas más significativas, piensan que escuchar o mirar esa hora y media de anuncios es una pérdida de tiempo, ya que, por ahora, en sustancia nada va a cambiar.

Read More

Escribir, un desvío fuera de control

Arrojarme al desvío

En la misma conferencia de Martín Kohan de la que ya hablé en un ensayo anterior, el escritor y docente se explaya en esa característica de la escritura que consiste en empezar y no saber a dónde va a llevarte. En teoría parece algo obvio, pero lo obvio es interesante explorarlo, justamente a causa de su aparente obviedad. Proponemos llamar “poder de desvío” a esa característica del acto de escribir: el yo propone, plantea y planea y la escritura se arroja y rearma. Creo que en ninguna otra instancia de mi vida me encuentro con el desvío en un mano a mano tan intenso como en el acto de escribir.

Read More

Pincelada de maternidad

Recién una tarde de día impar, un junio, empezó a fantasear con ser madre. No ahora, claro, todavía no, pero la imagen se instaló como una posibilidad. No como antes, cuando lo veía no sólo no posible sino sobre todo no deseado. El deseo se hizo carnoso a medida que fueron creciendo como pareja, de repente lo vio ínfimo y ahora se parece a una suculenta con hojitas lisas y regordetas. La situación actual es que le gustaría tener un hijo con él, no con otra persona. Si se separan, cree que volvería al estado anterior, la anulación del deseo.

Read More