Close

Súbita

Se escribe hoy el contorno de un corazón calcinado.

Mi tía tenía un corazón grande y lleno y ese corazón implosionó

súbito

Desaforado expuso su amor entero

de una

corazón tía de fuego
corazón tapado de tierra

Un mediodía 26 de agosto de 2020
ese día el corazón de mi tía se astilló hacia adentro.
La noche anterior se preparó para actuar a escondidas, protagonista órgano secreto.

Mi tía llevaba de corazón un prendedor de fuego
una guirnalda enredada pintada desprolija con rouge.
Mi tía se había hecho cargo de su corazón laberinto.
En varios de sus vericuetos, cabía yo.
En cuclillas espiando su dolor. Una versión de mí, la más inconsciente.

En la implosión me atasqué y algo en mí se asfixió.
El corazón de mi tía me estrella
y con mis manos mancas junté partes mías entre los escombros de memorias infantiles y no tanto

¿Hay algo con más fuerza que un infarto?

Infarto en inglés es stroke
y stroke también acaricia
La caricia del último latido, el más desproporcionado
el que no escatimó ni una pizca de energía
aunque ella nunca escatimaba
salvo para sí misma.

Tan mullido era el corazón de mi tía
que me acogió noches y tardes
incluso la noche más particular de mi vida
cuando a papá le abrían prolijamente el corazón
para reactivar su puntilloso mecanismo
y reemplazar la fibra deficiente y carcomida
esa noche en que el corazón de mi papá fue abierto con dedos microscópicos y vio bisturís y pupilas múltiples y una luz
esa noche toda mi tía me abrazó con su corazón de peluche
me apartó del miedo
me abrió los ojos a la mañana
cuando el corazón de papá estaba de nuevo a oscuras
haciendo lo que hay que hacer
vivir

El corazón de mi tía era una granada cuestión de tiempo
una granada pulposa y de color fucsia apagado, con semillas que se pulverizaron en la implosión.
El corazón de mi tía era un cuervo rojo sin alas, desteñido por el humo del cigarrillo.
El corazón de mi tía estaba vencido y no llegué a leer su fecha de vencimiento.

Extraño el corazón de mi tía
el extrañar es un ruedo mal hecho que a esta altura llevo suelto sin que se note.
El corazón de mi tía dejó de funcionar en su lugar de trabajo,
bien cerca de Tribunales donde pasó tantas horas gastadas entre carpetas y oficios
El corazón de mi tía estaba por tocar timbre por última vez y nadie me avisó que era la última.
El corazón de mi tía gritó hacia adentro y se fagocitó

Mi tía era bruja y de eso me entero ahora, ahora que me compro velas y sahumerios y hago intenciones y pedidos al elemento fuego.
Ahora entiendo la potencia del fuego en el corazón de mi tía
potencia que en una abrupta mudanza pasa al mío
ya que no tiene otra latencia donde alojarse.
Mi tía sahumando su casa para espantarla de su propio corazón.

Año y medio después de su muerte, mi tía me hereda el fuego.

A mi tía de fuego la quemaron y su corazón se incendió

El corazón de mi tía hoy, 22 de diciembre, tendría que haber estado rodeado de fuego sagrado de cumpleaños.

El corazón de mi tía es, en cambio, ceniza en un pozo en la tierra con muchas otras cenizas.

El contorno del corazón de mi tía es de fuego
calcado transparente del revés
y a veces el recuerdo de su amor
no me alcanza.

About the author Soledad Arienza

Me fascinan las cúpulas de Buenos Aires y el hall del Teatro San Martín. Siento predilección por algunas estaciones de la línea A. Me gusta el verano. Amo la papelería, en general, y los cuadernos y libretas, en particular.

All posts by Soledad Arienza →

One Comment

  1. Felipe Bacigalupo 22 diciembre, 2021 at 10:08 pm

    Muy lindo! Me gustó mucha la frase: “A mi tía de fuego la quemaron y su corazón se incendió”. Campo semántico de la palabra “fuego”. Fuego, quemaron, incendió. Hasta la palabra corazón podría incluirse en ese campo semántico, ya que solemos asociar esta palabra con lo caliente, lo que quema, porque cuando uno ama a algn lo hace con vehemencia, con pasion, con ardor.

    Otra frase que me gustó mucho es: “El corazón de mi tía estaba vencido y no llegué a leer su fecha de vencimiento”. Frase que refleja como el ser humano, como todo en la vida, viene y se va. Esto muestra como hay que aprovechar los momentos con nuestros seres queridos al máximo y no dejar las cosas para “después”, dado que justamente no sabemos la fecha de vencimiento de estas.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.