Close

Carolina

Un nombre que funciona como silueta. Mínimas coordenadas, del personaje se sabe poco. La caracteriza una acción; de ella se aferra la narradora de este texto para componer a Carolina y sus efectos.

Read More

¿Vos ves volar pájaros de otoño?

Este texto resultó seleccionado en el concurso CDA- Pequeños relatos.

“No vemos ciudades, vemos ficciones de ciudades.
Nunca conocemos realmente los lugares por las vidas de sus habitantes.
Las conocemos por su producción ficcional”.

Cineastas, Mariano Pensotti

En tinta china – negro sobre azul opaco-, pájaros. Van reiterados, apuntan sus picos seriales hacia arriba o abajo, es indistinto, siempre, sí, en la misma dirección. Los empecé a ver el mes pasado desde mi escritorio y salí al balcón para acercarme a la impresión de que fuesen tangibles, no pixelados, en recuadro, como suelen ser las imágenes que veo últimamente. Se congregan en pleno vuelo alrededor de las seis y algo de la tarde, cuando todavía es de día pero ya no tanto. Al principio es un grupo contenido, ¿treinta?, después se multiplican. Acaparan. La bandada primigenia fagocita a todo grupúsculo más o menos independiente que ande dando vueltas por la misma cuadra de cielo. No se acepta una respuesta negativa ante la orden de sumarse, está mal visto andar de a pocos, en intimidad, con la pájara o el crío, o con un grupo selecto de amistades.

Read More

Pincelada de maternidad

Recién una tarde de día impar, un junio, empezó a fantasear con ser madre. No ahora, claro, todavía no, pero la imagen se instaló como una posibilidad. No como antes, cuando lo veía no sólo no posible sino sobre todo no deseado. El deseo se hizo carnoso a medida que fueron creciendo como pareja, de repente lo vio ínfimo y ahora se parece a una suculenta con hojitas lisas y regordetas. La situación actual es que le gustaría tener un hijo con él, no con otra persona. Si se separan, cree que volvería al estado anterior, la anulación del deseo.

Read More

Acuarentenados sean los dioses

Divino balcón

Lo llamamos cuarentena de manera incorrecta. Este es un período de aislamiento social preventivo y obligatorio. Nos preparamos para lo peor, en mayo habrá doscientos cincuenta mil infectados y eso el sistema lo soporta. Más no.

¿Eran doscientos cincuenta mil?

Read More

RCP a mi deseo

Abro y cierro, clickeo sin mouse, ordeno cajones virtuales, estancamientos de documentos compartidos y privados, estaciones de recuerdos, fotografías digitales, videos, y gifs, chats humillantes de Whatsapp, documentos de Drive, abro y cierro.

Read More

Crónica felina

El año que viene voy a tener un gato. No es un vaticinio, es una decisión. Hasta hace un año y medio, los felinos estaban fuera de mi vocabulario afectivo. Una cambia en varios planos cotidianos, incluso en las atracciones animales. Incorporé a los gatos dentro de mi escala afectiva, así como también me modifiqué en otros aspectos. Por ejemplo, el desayuno. Ya no tomo yogur con kiwi y granola con leche. Reemplacé esta última por dos tostadas negras semilladas con queso untable y dejé al kiwi triturarse solo entre mis molares. También cambié el orden en que hago las acciones de la ducha: ya no más cuerpo y después cabeza, ahora integro. Shampoo, enjuago, pinto cuerpo con jabón, después desenredo, después me sacudo del jabón, luego turbante, por último me envuelvo.

Read More